El hielo de dudosa procedencia

Capítulo 1: El hielo de dudosa procedencia. Anécdotas reflexivas para una vida mejor, siempre desde el cariño y el respeto a la profesión

Capítulo 1: El hielo de dudosa procedencia. Anécdotas reflexivas para una vida mejor, siempre desde el cariño y el respeto a la profesión

[Serxu Solares @serxusolares]

Hace tiempo que cuento esta anécdota en las conferencias o cursos que imparto y es algo que mucha gente no se para a pensar, pero que es muy importante a la hora de tomar una buena copa.

Suelen preguntarme muchas veces ¿Qué es mejor para tomar un whisky de malta el agua o el hielo?. A lo que yo suelo responder, el agua siempre mejor que el hielo de dudosa procedencia y me explico.

El hielo suele ser fabricado por unas máquinas que tienen los establecimientos de hostelería, también conocidos como fabricadores de hielo.  Estos suelen tener una cubeta plástica que recibe el hielo fabricado y que suele estar tapado y digo suele, porque no siempre es así.  Es muy habitual que la tapa quede abierta y por lo tanto comiencen los cientos de partículas y gérmenes a colarse por la puerta. Pero lo que si es normal, es que la paleta de plástico, otra fuente atraedora de gérmenes, quede dentro y según va cayendo el hielo esta queda enterrada.  Entonces es cuando entra en acción el brazo del camarero, que por ejemplo viene de hacer la limpieza de los baños y que por supuesto no se lavó las manos, mete su mano en busca de la paleta perdida y como no la encuentra entra el brazo casi hasta el codo, todos los hielos están llenitos de partículas de diferentes especies, pero ahí no queda.  Estas máquinas reciben el agua del grifo normalmente sin ningún filtro, lo que quiere decir que el cloro y demás sustancias que se añaden al agua para que sea potable van a ir a la copa. Después preguntas al camarero que cuando fue la última vez que limpió el fabricador a lo que te responde ¿pero hay que limpiarlo?, ¿y la paleta?, buufff!!.

Ahora ves como saca el hielo a una cubeta que está en el borde mismo de la barra y sin tapa y venga a hablar por encima de ello y venga a soltar más y más partículas de dudosa procedencia.

En fin, que si no  estás seguro de donde viene el hielo pide agua mineral para acompañar tu whisky.

Afortunadamente cada vez son mas los establecimientos que le dan importancia a una parte tan importante de un cóctel o copa elaborada, es por ello que han apostado por tener congeladores y el hielo envasado en bolsas pequeñas, hielos de calidad que tardan en deshacerse y por lo tanto que aportan una menor cantidad de agua a la elaboración. Además estos hielos suelen elaborarse con aguas filtradas que tienen un menor sabor.

Juegos gastronómicos para mentes hambrientas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *